El chaleco ¿deportivo?

Chaleco deportivo de electromusculacion

No es que dude de su eficacia, ni mucho menos, pero si me permito cuestionarlo al no conocerlo bien.

Esta de moda, muy de moda, es el nuevo método de gimnasia del que habla todo el mundo: la electromusculación, porque en tan solo media hora consigue el mismo resultado que si pasaras por lo menos dos horas en el gimnasio.

Este chaleco deportivo de electromusculación activa los músculos; la estimulación de la contracción muscular mediante impulsos eléctricos. Los impulsos son generados por un dispositivo (un aparato deportivo de alta tecnología) a través de electrodos en la piel en las inmediaciones de los músculos para estimularlos y trabajarlos de forma más directa y efectiva. Los impulsos imitan el potencial de acción que viene del sistema nervioso central, provocando que los músculos se contraigan, su función puede ser terapéutica o simplemente finalidad estética.

Dicen que la electroestimulación es un método de entrenamiento deportivo serio y fiable. La electroestimulación muscular ha sido considerada por reconocidos científicos del deporte como una técnica complementaria para el entrenamiento deportivo en múltiples estudios. Dependiendo de la intensidad, puede trabajar mucho nuestro cuerpo y aumentar de forma rápida nuestra masa muscular, llegando a triplicar la efectividad de los ejercicios realizados. Las actividades de un entrenamiento individual se dirigen a aumentar gradualmente la eficiencia de las funciones corporales.

chaleco electromusculación

Este sistema tiene diferentes modos de actuación dependiendo del objetivo del entrenamiento. Desde el más suave que sirve para estimular los músculos de las personas sedentarias que no están acostumbradas a hacer ningún tipo de actividad física, el modo metabólico que busca mejorar el funcionamiento global de nuestro cuerpo de un modo aeróbico, con impulsos continuados; modos de musculación distintos según la intensidad deseada en los que se alternan periodos de impulsos eléctricos enfocados a músculos concretos con periodos de descanso (6 segundos de impulsos con 4 segundos de descanso, por ejemplo); y un modo de relajación y masaje pensado para realizar los ejercicios de estiramientos al finalizar la sesión.

La intensidad y el modo de entrenamiento deben aumentarse y/o regularse de forma continua por el entrenador personal de acuerdo a las necesidades y objetivos de cada persona. Durante o después de una sesión de entrenamiento deportivo con electroestimulación pueden experimentarse dolores musculares locales o fatiga que no deben durar más de 48 horas. Cada sesión dura entre 20 y 30 minutos.

También existen contraindicaciones: en casos de enfermedades neurológicas graves, marcapasos, embarazo, hemofilia (trastorno de la coagulación), procesos víricos o infecciones agudas, tuberculosis, cáncer. Ante los siguientes problemas de salud, la electroestimulación requiere la aprobación explícita de un médico y un plan detallado de entrenamiento realizado por un entrenador personal experto: hernias, hipertensión, distrofia muscular progresiva, artritis aguda, linfedema, trombosis.

Por cierto, que varias personas muy cercanas lo han probado y me han hablado de su maravillosa experiencia. Uno de ellos me contaba que sudó más que en toda su vida 🙂 y que por supuesto ¡repetiría!

¿Te animas a probarlo?

 

 

 

 

Electromusculación
Etiquetado en:                

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *