Para hacer en familia, mejor que mejor, y si además es con niños, mucho mejor todavía.

Ana me dice que escriba. Que todo el mundo se entere de los planes que hacemos en esta familia, y oye, todo el mundo no creo, pero si a alguna persona más le sirve… me doy por más que satisfecha. Gracias Ana.

Uno de los planes a los que recurrimos algún domingo es ir al hipódromo. Para los que estéis en Madrid o si visitáis la capital. Como ellos mismos anuncian, es “el planazo”.

Para empezar es un “plan de domingo”, y es un plan diferente ya que no hay hipódromos en muchas ciudades. Es un plan bastante económico y muy familiar. A nosotros además nos gusta mucho porque es un plan al aire libre.

Lo ideal es ir hacia media mañana (esto es importante para los que vayáis con niños), la entrada cuesta 5 euros (si bien hay algún día concreto que llaman “la gran jornada” que cuesta más). Aunque lo normal sería ir a apostar en las carreras de caballos, en nuestro caso reconozco que casi nunca apostamos aunque, en la última visita, lo hicimos (3 euros de apuesta) y fue muy divertido el momento de la carrera, ya que inevitablemente se contagia la ilusión de saber qué caballo va a ganar.

Pero como digo no solo se trata de ir a apostar, además de ver las carreras y a los caballos que se “les ojea” antes y después de la carrera, los más pequeños pueden disfrutar de todo el espacio verde que hay (esto para los del Norte nos gusta mucho), y también pueden montarse en ponis, en hinchables, o incluso realizar algún taller que preparan para el día (esto para los peques más mayores y creo que tiene coste a parte).

Los mayores mientras tanto pueden tomar una cervecita, un refresco y ver el ambiente que es de lo más agradable. Para comer hay food trucks y podéis hacer un pic nic allí mismo.

Después de las carreras, hay música en vivo con grupos jóvenes que amenizan la tertulia y/o siesta con canciones ochenteras, así que el ambiente es de lo más animado.

Si además hace un día de sol, como esta haciendo este otoño, no olvidéis llevaros crema de sol y/o gorro/a.

El calendario del hipódromo es bastante amplio, ahora están hasta el 3 de diciembre (hay tres temporadas: de otoño, de primavera y de verano, en verano incluso hay carreras nocturnas).

Si vais en coche particular hay aparcamiento muy grande junto a la entrada principal (2.500 plazas) y también existe la posibilidad de ir en transporte público (autobús 658 en el intercambiador de Moncloa), e incluso hay transporte gratuito (lanzadera desde dos horas antes de las carreras y hasta una hora después en Paseo Moret, intercambiador de Moncloa).

A todas las personas que les he dicho este plan les ha gustado… ¡ojala a ti que estás leyendo esto también te guste si vas a probarlo!

Más información en la página web del hipódromo de la Zarzuela

 

 

Planes: Un día en las carreras de caballos. Hipódromo de la Zarzuela, Madrid.
Etiquetado en:                                                                    

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *