Este ha sido uno de los últimos restaurantes que he descubierto.

Un lugar bien situado en medio de grandes edificios de oficinas, aspecto cuidado, trato servicial y comida saludable a base de productos ecológicos, que según nos comentaba uno de sus dueños “ lo difícil es conseguirlos, por eso decidieron crear y tratar su propia producción “.

Un proyecto que une ciudad y campo, tal y como explican en su web.

Comí ensalada con base de quinoa y un zumo green detox por 12 €.

También hay cervezas ecológicas 100%. Sin duda, un lugar donde comer sano, muy recomendable, volveré.

Nest: restaurante ecológico
Etiquetado en:                    

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *