Los leggins para mi han sido todo un descubrimiento. Llevan temporadas ya a la venta y parece ser que vinieron para quedarse eternamente.

image

Yo no los había probado hasta ahora y además reconozco que pensé que para llevar unos hay  que…“tener tipo”… También creía que únicamente eran una prenda “deportiva” principalmente.

Me pudo la curiosidad, me probé unos y… ¡Qué maravilla! Los hay de mil formas y colores y son comodísimos. El modelo que yo escogí son tipo vaquero con rotos y estoy encantada con ellos. Creo que este otoño los voy a amortizar.

Os animo a probaros unos, si no lo habéis hecho ya, y concretamente os aconsejo los que hay en Calzedonia, por unos 30€ aproximadamente.

¡Ah! Una pega: no tienen bolsillos pero puedes solucionarlo con un bonito y cómodo bolso… 😉

Leggins
Etiquetado en:                        

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *