Fruto de la observación del comportamiento de cientos de parejas y de la experiencia que ha acumulado en sus libros, el médico Mark Goulston, nos cuenta cinco buenos hábitos de las parejas felices. Lo leí este fin de semana en un suplemento semanal, me gustó:

1. Prestan más atención a lo que su pareja hace bien, no a lo que hace mal
Si buscas lo que se le da bien a tu pareja finalmente encontrarás algo. Lo mismo ocurrirá si solo miras sus defectos y debilidades. Todo depende de lo que quieras ver. Las parejas felices se concentran en lo positivo.

2. Cultivan intereses comunes
Muchas parejas, una vez que pasa la pasión, descubren que tienen pocos intereses comunes con la persona que han elegido como su otra mitad. En ese caso las parejas felices se dedican a desarrollar intereses comunes, ya sean hobbies, practicas deportivas o aficiones. Al mismo tiempo mantienen vivas sus pasiones individuales para evitar ser dependientes del otro.

3. Caminan de la mano por la calle
En lugar de dejar que su pareja camina por detrás o por delante, se encargan de caminar juntos al mismo paso.

4. Hacen de la confianza y el perdón un modo de vida
Cuando tienen un desacuerdo o una discusión que no se puede resolver deciden confiar y dar otra al otro, en lugar de alargar la discusión y sacar los trapos sucios a cada momento.

5. Se van a la cama al mismo tiempo
Mantienen este hábito desde los inicios de la relación, y es un buen método para mantener una vida sexual activa.

Yo añadiría alguno más, como por ejemplo: nunca irse sin darse un beso, mirarse a los ojos al hablar, hacer una comida mínima al día juntos y sin televisión, bailar una vez a la semana, si si, no hace falta apuntarse a una academia, ¡únicamente hace falta proponérselo!, en mi caso, los jueves que llueve… 🙂

¿Practicáis algunos de estos hábitos? ¿Si, no, todos, ninguno, sólo uno…? Sirva para la reflexión…

¡Feliz semana!

 

Hábitos, parejas, felicidad
Etiquetado en:                                                                                            

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *