Lo leí hace poco… ¿sabíais que un hogar ordenado contribuye muy beneficiosamente al bienestar emocional? Me alegro mucho de haberlo leído porque yo ya creía esta afirmación, pero siempre el verlo escrito, y pensado antes por tanto por alguien, le concede a dicha afirmación una categoría superior.

Una decoración cuidada nos ayuda a encontrarnos mejor y nos hace más felices.

Según un estudio de mercado realizado por Ikerfel para Ikea sobre las actitudes ante la decoración del hogar de la población, tres de cada cuatro personas considera que una casa bien decorada hace la vida más fácil. Pequeños cambios de muebles y/u objetos pueden hacernos más felices, alegres y relajados.

Un rincón de mi casa
Un rincón de la zona del comedor de mi casa

 

Detalle de mi dormitorio

Si no lo has hecho antes… pregúntate cómo quieres decorar tu espacio más personal. Elige texturas, colores, formas que te gusten, añade siempre algún elemento natural (mimbre, madera por ejemplo), y sobre todo, que te identifique.

Pruébalo hoy mismo, verás, puede que seas un pelín más feliz. Y por cierto, aprovecha las muchas diferentes opciones que existen hoy en día para “desacerte” de aquello que ya no te gusta, que no usas, o que… ¡simplemente no te hace feliz!. Antes de ayer yo vendí un sillón que me dio mucha pena pero… ¡ya tuvimos nuestro momento de felicidad! … 🙂

 

 

 

 

Decora tu felicidad
Etiquetado en:                                                                

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *