El otro día probé una crema de las llamadas BB y me gustó, en concreto la BB cream de Shiseido, si bien no todo son bondades.

Las cremas BB, cuyas siglas del inglés responden a: Blemish Balm, o Beauty Balm o Beblesh Balm, se pusieron de moda hace ya un tiempo, primero fueron muy utilizadas en Asia y luego llegaron a España con sus multiples variedades.

Ofrecen muchas ventajas según anuncian: eliminan imperfecciones, poros, manchas, brillos, arrugas, aportan luminosidad, protección solar, color, etc. y por eso han sido tan populares, siguiendoles las cremas CC, supuestamente más completas todavía.

Como ocurre en la mayoría de los productos de belleza, han tenido seguidores y detractores.

bb-cream-list

Como maquillaje, aportan poca cobertura, más ligeras que un maquillaje. Las hay de diferentes tonos, de más cláro a más intenso para adaptarse a las diferentes tonalidades de piel. Las texturas son variables: algunas más espesas que resultan incluso pastosas, esta que me ha gustado a mi, tiene una textura más líquida. Por lo general tienen un acabado muy natural.Llevan aproximadamente entre un 1 % y un 5 % de pigmentos (frecuentemente, óxidos de hierro), mientras que  los maquillajes llevan desde un 12 % hasta un 20 %. Como contienen polvos (por ejemplo, talco, óxido de zinc, dióxido de titanio), consiguen cierta opacidad, reducir brillos y ocultar pequeñas imperfecciones. Pero no esperéis milagros. Para cicatrices, manchas o granos será necesario aplicar maquillaje o corrector.

La hidratación es más bien escasa según he podido leer en estudios recientes sobre estas cremas. El efecto hidratante va mermando según pasan las horas. Por su formulación, debido a que contienen distintos tipos de polvos a base de óxido de zinc, talco, silica, entre otros, no son las cremas más adecuadas para piel seca, sino más bien para piel con tendencia a grasa o mixta. De hecho, muchas indican que si se tiene piel seca, se aplique antes una crema hidratante.

En casi todos los casos poseen también siliconas (cyclopentasiloxane, dimethicone, cyclomethicone y similares), que suelen dar una sensación ligera y suave, conocida como tacto residual seco.

Asimismo, la protección solar es limitada no obstante la mayoría llevan protección desde 15 a 25 e incluso 30; pero mientras incluyen filtros para la protección de los rayos UV B tienen menos para los de tipo A. Para conseguir protección solar más allá de las dos horas habría que repetir la aplicación, es decir lo que se haría con cualquier crema solar, pero que no haríamos con una BB Cream. El último análisis de cremas solares de la OCU te ayudará a elegir.

Las cremas llevan conservantes para evitar que se contaminen y estropeen durante su periodo de vida útil. Algunos de los conservantes más utilizados en cosméticos son los parabenes, algunos de los cuales no recomendamos en productos que permanecen en contacto con la piel.
Los parabenes son legales siempre que se usen a determinadas concentraciones. Sin embargo, debido a las sospechas sobre su capacidad de alterar el equilibrio hormonal del organismo, una acción que se conoce como disruptora endocrina, nos parece que sería mejor sustituirlos por otros más seguros. Varias de las cremas que revisadas contienen parabenes: Babaria, Olay y Skin79. También al final de la lista de ingredientes vemos que algunas contienen fragancias con mayor susceptibilidad de causar alergias. Estos perfumes, además, son innecesarios.

Los precios son para todos los gustos desde los 4,95€ (Deliplus) hasta los 40-50€ (de marcas como Shisheido), pasando por los 25€ (de Olay).

No son nada del otro mundo, no son cremas indispensables en el neceser, en resumen: son cremas hidratantes con color y creo que…¡pueden ser un capricho o un buen regalo!

Cremas: BB
Etiquetado en:            

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *