Un nuevo Centro Cultural: Centrocentro. Cibeles de cultura y ciudadanía 5CS.

Foto de © Javier Campano

Muchos lo recordaréis como el “edificio de Correos”, pues bien, ahora es un espacio dedicado a la reflexión y a la propuesta de vanguardia en las áreas de cultura, ciudadanía y gestión creativa de espacios públicos, donde se abordan temáticas de sostenibilidad, ciudad inteligente y eficaz y modelos de convivencia, entre otros, a través de plataformas para el debate y la exploración artística y empresarial.

Foto de © Javier Campano

5Cs, apuesta por la participación física y virtual, con programas que buscan la reflexión, y que quieren interactuar con otras ciudades españolas y europeas con el fin de redefinir el sentido de proximidad, de arraigo mediante el encuentro en la plaza pública, “en el ágora”, explican en su página web.

En sus instalaciones encontramos exposiciones, auditorio, aulas y galería. Como eje central de la programación: la pregunta del sentido del concepto de ciudadano y ciudadanía en Madrid, en Europa, en un siglo XXI complejo y cambiante.

Ubicado en un edificio simbólico de Madrid, el Palacio de Cibeles, antiguo Palacio de Telecomunicaciones. Un siglo separa los dos grandes proyectos arquitectónicos que marcan la vida de este edificio. Telón de fondo de la ciudad e inseparable compañero de su diosa más conocida, el centenario palacio fue ideado a principios del siglo XX como sede de Correos. Los arquitectos Antonio Palacios y Joaquín Otamendi ganaron el concurso convocado por el Estado en 1904 con una propuesta monumental que unía tradición y modernidad. Proyectaron un edificio eminentemente funcionalista que ensalzaba, tanto la trascendencia de los servicios que se iban a prestar, como su localización privilegiada: un terreno que había albergado los antiguos jardines de recreo de El Buen Retiro, ubicado en el cruce de los dos principales ejes neurálgicos de la ciudad. Las obras dieron comienzo a finales de 1907 y duraron 12 años. 12.207 m2 construidos en piedra, hierro y cristal, que se inauguraron oficialmente el 14 de marzo de 1919.

Foto de © Sofía Menendez

Conocido en su día como la Catedral de las Comunicaciones marcó un antes y un después en el urbanismo madrileño, convirtiéndose en paradigma de modernización para una ciudad en progreso. Durante cien años fue el centro neurálgico de un potente y eficaz sistema de comunicaciones que cubría toda España, y testigo de la historia contenida en el incalculable número de cartas, postales, telegramas o telefonemas, que desde él se enviaron. El edificio fue declarado Bien de Interés Cultural con categoría de Monumento en 1993. Incorporado al patrimonio municipal en 2003 mediante un protocolo de colaboración con el entonces Ministerio de Hacienda, dio comienzo su proceso de transformación para convertirse en sede del Ayuntamiento de Madrid y de un nuevo centro cultural abierto al ciudadano del siglo XXI.

Fotografía del Museo de Historia de Madrid

Toda la información necesaria para planificar tu visita la encuentras aquí (horarios, tarifas, transporte, servicios y espacios).

Los espacios que puedes encontrar en este majestuoso edificio son:

1/ Antiguo patio de operaciones, situado en la segunda planta (que es la planta principal):

mantiene su función original de comunicación. Alberga hoy el punto de información cultural sobre la ciudad, enfocado en una primra fase en las instituciones del Paseo del Arte de Madrid, una exposición sobre el Palacio de Cibeles, la cafetería y otros servicios de atención al visitante.

Con confortables áreas para el encuentro que invitan a la lectura o a la reflexión, estos espacios están equipados con publicaciones de consulta y prensa diaria nacional e internacional. El diseño del mobiliario es del arquitecto y diseñador de interiores Pedro Feduchi, que utiliza un lenguaje contemporáneo, respetando los valores formales del edificio.

2/ Espacios de intervención: plantas 1, 3, 4 y 5:

con más de 5.000 metros cuadrados en total, acogen proyectos artísticos e iniciativas sobre cultura urbana, local, nacional e internacional, y propuestas de reflexión en torno a la ciudad actual, sus habitantes y las urbes del futuro.

3/ Mirador, en la octava planta:

ubicado en la gran torre del palacio y, por primera vez, accesible al público, permite descubrir el intricado universo de las cubiertas del edificio y una panorámica privilegiada de la ciudad. Las visitas se realizan cada 30 minutos aprox. y es necesario obtener tique (2 euros para adultos y 0.50 euros para los niños menores de 12 años).

4/ Auditorio caja de música, en la planta primera:

creado como nuevo espacio, ya que no existía en el antiguo edificio, ubicado bajo la Galeria de Cristal,tiene capacidad para 270 personas, y está pensado especialmente para la música de cámara, aunque permite acoger también otras actividades de diferentes formatos.

5/ Galería de cristal, acceso calle:

un espacio multifuncional al servicio de la ciudad (antes ocupado por vehículos de reparto de correo). 2.800 metros cuadrados, cerrado por la sofisticada estructura de una bóveda acristalada de forma orgánica que, en un complejo proceso sin referentes previos, eleva a 30 metros de altura su transparente levedad (500 toneladas). Está construida con casi 2.000 cristales triangulares, todos diferentes entre si, formados por 2.966 barras y 1.034 nudos unidos uno a uno. Su horario de visita es domingos y festivos de 11 a 21 horas.

6/ Salón del pleno, en la planta -1:

la antigua Sala de Batalla, el lugar donde se clasificaba la correspondencia, ha sido transformada en Salón del Pleno municipal, recuperando la escala original y su monumental arquitectura, seccionada durante años por un entramado metálico que dividía su altura en dos. Retoma, también, la luminosidad original gracias a una nueva superficie de vidrio que permite la entrada regulada de luz.

Puedes consultar la programación, variada y cambiante aquí.

En pleno paseo cultural y artístico de la capital de España… no puedes pasar por Madrid y no pasar por Centrocentro ECS.

Centrocentro. Cibeles de cultura y ciudadanía 5Cs
Etiquetado en:                                                                                                    

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *